+34 617 166 553 info@Qmirar.com

COMPLICIDAD ENTRE VIDEOGRAFO Y PAREJA:

En multitud de ocasiones hemos escuchado hablar sobre lo importante que debe ser en una boda la relación entre el fotógrafo y la pareja.

En el caso del videografo esto no está tan a la orden del día y sin embargo, esa relación debe ser muy estrecha ya que además de capturar la imagen debe recoger también el sonido y todos los detalles que conforman el día de la boda.

Es por ello que el feeling entre ambas partes es pieza clave en el desarrollo del reportaje, en esta ocasión, tal ha sido la complicidad, que hasta los familiares de Francisco y Sheila nos han felicitado personalmente por el trabajo realizado.

¿Cómo se consigue la complicidad entre videografo y pareja?

Lo primero y fundamental para conseguir esta preciada complicidad, es contar de base con una pareja como Francisco y Sheila, cuya forma de ser ayuda muchísimo a realizar nuestro trabajo como videógrafos.

Y es que desde el primer minuto nos han dado a conocer su personalidad amable, cercana, muy amigos de sus amigos, su adoración por los animales y ¿cómo no podríamos olvidarnos de Coco y el amor que le tienen?

Cabe destacar la importancia de las familias y su participación en los preparativos y por supuesto, en el gran día de la boda, que con su ayuda hacen que todo salga como la pareja había soñado.

Conocíamos muchísimos detalles previos, como la ilusión de Paqui, la madre de Francisco, por tocar alguna pieza al piano para su hijo. Y en el caso de Sheila, sabíamos que su hermano había realizado a mano la caja donde se iban a colocar las alianzas para la ceremonia.

Viendo estas imágenes no podemos evitar recordar los suspiros de los nervios de última hora….hasta del manchurrón que tenía el cristal del ascensor.

Contábamos con multitud de información que durante un año hemos ido recopilando para obtener la película tan deseada y que no faltase ningún detalle.

Todo ello consiste en la misión del videógrafo, capturar las escenas con total naturalidad, sin posados, adaptándose a los acontecimientos, dándole personalidad a la película.

Es por eso, que siempre insistimos a las parejas en realizar previas reuniones con familiares y amigos más cercanos, para poder establecer esos lazos que luego van a determinar el camino a la hora de realizar una película tan entrañable. Romper el hielo ante las “temidas” cámaras de video.

Queremos hacer mención especial a Isabel y  Paqui,  las madres de los novios, que decidieron agradecernos mediante una llamada telefónica nuestro trabajo y dedicación en el día de la boda de sus hijos, ¿qué mayor recompensa que esa?

Nos emocionó muchísimo recibir sus llamadas y nos sorprendió gratamente el regalo de parte de todos los familiares que nos hicieron llegar a la oficina de la mano de Francisco y Sheila.

¡Regalo que cuidamos todos los días! J

 

Si os ha gustado este trabajo, no dudéis en ver el resto.

Entrad a visitarnos a nuestra web Qmirar