Seleccionar página

Lore y Ricardo

una boda de hadas

 

Siempre verde

 

Las tierras pasiegas están pobladas desde tiempos inmemoriales.

Cuando nos propusieron realizar el rodaje de la Boda de Lore y Ricardo, no podíamos estar más eufóricos de alegría.

Cuando podemos escaparnos de la feliz rutina del día a día, no podemos evitar viajar hacia el norte y cuanto más arriba…mejor que mejor.

Es por lo que cuando nos enteramos de que los chicos se casaban en la misma ermita donde 50 años atrás lo hicieron los padres de Lore, presentí que debía ser el equipo de Qmirar quien reflejara ese gran día en una película.

No nos hemos equivocado. Lo que os dejamos es un teaser que nada tiene que ver con el resultado final, siempre insistimos que debéis ver pelis enteras, en cuando apreciáis el delicado trabajo de postproducción que se esconde detrás de ellas.

Traspusimos hacia Cantabria con nuestro gran amigo Félix Faura, fotógrafo que nos dio la oportunidad al presentarnos a esta estupenda pareja de madrileños-cántabros amantes del Sur. ¡No teníamos manos para todo nuestro equipaje, apenas alguna muda en ropa, pero completos en baterías, drones, cámaras, lentes, gimbal…esa maleta era más grande que nunca!

Jamás olvidaré la preciosa aventura que vivimos durante cinco días.

Muchísimos momentos palpables un año después, como si ayer se tratara.

 

 

 

Más abajo podréis ver el vídeo 

Nos alojamos en la maravillosa finca que tenían reservado los chicos y nos trataron como de la familia. No olvidaré el crujido nocturno de las escaleras si subías por la zona central.

Ese sonido y algún otro ronquido del compañero mezclado con la emoción del día que se aproximaba apenas nos dejó dormir. jjjJJjjjj

Los familiares y amigos fueron llegando poco a poco y casi todos nos alojamos en la misma finca.

Imaginaros el despertar, el sonido del valle es increíblemente inspirador.

Como una de tantas anécdotas, os podría mencionar la de una chica realizando aerobismo con una barra en la mano…o eso pensaba yo que soy chica de ciudad, pantalón deportivo seguía la marcha a través de uno de los caminos, cuál fue mi sorpresa cuando veo que la perseguían toros. ¡¡O vacas, que se yo!!…pedazos de cuernos tenían!! ¡Piernas para que os quiero! En un instante nos metimos en una cuneta, pretendiendo sentirnos seguros cual fue nuestra sorpresa al ver a Lore y Ricardo seguir tranquilamente en el camino.

Por si aún no os habéis dado cuenta, la chica del footing era una pastora y guiaba a su rebaño de toros y allí están los chicos paseando junto a esos pedazos de cuernos, y es que son todos unos aventureros.

¿Sabéis dónde le pidió Ricardo a Lorena la mano? ¡¡¡Buceando!!! Cuando me enteré de este osado detalle ya comprendí que todo lo que nos esperaba eran aventuras.

La boda fue de hadas, en el entorno perfecto, Cantabria es un verdadero tesoro, dicen que es un lugar para compartir y que mejor definición.

Toda una fiesta rodeada de familiares y amigos que jamás olvidaremos.

Gracias pareja por darnos la experiencia de poder realizaros la peli de vuestra boda.